DEDUCCIÓN DE COMIDA AGUA, TELÉFONO…LOS FAMOSOS GASTOS DE SUMINISTRO Y MANUTENCIÓN


Evitar los impuestos es el único esfuerzo intelectual que tiene recompensa.

John Meynard Keynes


Y cuanta razón tenía Keynes… sobretodo cuándo hablamos de los autónomos y emprendedores que invertimos nuestros ahorros en nuestras ideas y pasiones para que nada más empezar nos frían a impuestos. Es por eso que la mayoría de autónomos cogemos el testigo de Keynes y convertimos el hecho de intentar pagar lo menos posible en impuestos en uno de nuestros principales objetivos.

Pero esto no es fácil, en muchas ocasiones nos gustaría deducirnos hasta el biberón de nuestro hijo pero amigos… eso no es posible – solamente gastos directamente relacionados con nuestra actividad económica, es decir, gastos necesarios para poder ingresar- Salvo… los gastos de manutención y suministro que son los grandes olvidados por muchos autónomos y pueden suponer un ahorro fiscal considerable a final de año.

¿Qué son los gastos de suministro y manutención?

Los gastos de suministros

Imagina que eres un freelance, que acaba de empezar y haces trabajos para otras empresas pero no tienes un local o una oficina sino que trabajas en tu casa, en una habitación de 18 metros cuadrados. Parte de los suministros que pagas en tu casa(agua, luz, teléfono, internet…) los estás utilizando para poder trabajar y por lo tanto son gastos deducibles, no al 100% pero si una parte

¿Cuánto?

EJEMPLO: Si tu casa tiene 80 metros cuadrados y el despacho dónde trabajas tiene 18 metros cuadrados en total, entonces la superficie que estás utilizando es el 22,5%, en este caso puedes deducirte el 30% de ese 25%, es decir, el 6,75% de las facturas de suministros (electricidad, gas, agua, teléfono e internet).

  • Gastos en electricidad al año 480 euros 
  • Gasto en agua al año 200 euros
  • Gasto de internet y teléfono al año 1.000 euros
  • Gastos totales en suministros 1680 euros 
  • Gastos deducibles 113,40 euros 

Si te encuentras en esta situación puedes comprobar que el ahorro fiscal no es muy importante, sobretodo teniendo en cuenta que tienes que contabilizar todo y deducir el porcentaje correspondiente, se complica el control contable, sobretodo si llevas tu contabilidad en un hoja excel. Si por el contrario eres usuario de Enzimum, todo es muchísimo más sencillo, no tienes que llevar ningún control contable, sube las facturas a la aplicación y olvídate de todo, Enzimum se encarga de todo, 100% garantizado 0 errores 0 sanciones.

Los gastos de manutención

Imagina que que tienes una oficina en el centro de Madrid pero vives en un chalet en Galapagar… no te da tiempo a ir a comer a casa por lo que comes en un restaurante cerca de la oficina para luego seguir trabajando, o por ejemplo no tienes oficina física y trabajas en las oficinas de tus clientes y comes en restaurantes cercanos a sus oficinas. En ambos casos, si cumples los siguiente requisitos, esos gastos en comidas son deducibles…y esta vez el gasto fiscal si que puede ser muy interesante…

  • Requisito nº 1: Tienes que comer en un restaurante – ¿Pueden ser cenas? Depende…Trabajas en horario de noche en ese caso sí, depende de tu actividad.
  • Requisito nº 2: Paga a través de medios electrónicos, si pagas en efectivo no es deducible, usa siempre tarjeta.
  • Requisito nº 3: Pide la factura siempre después de pagar, sin factura no hay gasto deducible.

Si cumple estos requisitos puedes deducirte hasta 26,67 euros diarios, veámoslo con un ejemplo:

EJEMPLO: Pablo Capillas es autónomo vive en un chalet en Galapagar y tiene la oficina en el centro de Madrid, suele comer todos los días en las inmediaciones de su oficina un menú del día de 12 euros, cuando termina, paga con tarjeta y pide una factura. Al final del año Pablo se ha comido 200 menús de 12 euros, es decir, se ha gastado en comer este año 2.400 euros. 2.400 euros de gasto que se deduce porque aunque hacienda somos todos, si me lo puedo deducir me lo deduzco. Imaginemos que Pablo Capillas tiene gustos algo más selectos y es más de solomillos ostras y «filet mignon» y además como este año le ha ido muy bien, se lo puede permitir y se gasta durante los 200 días 35 euros por día en comer, es decir se ha gastado 7.000 euros este año en comer, no se puede deducir 7.000 euros, se puede deducir 26,67 euros por día, es decir, 5.334 euros.

Por suerte para Pablo Capillas, es usuario de Enzimum por lo que no está preocupado por nada, él le hace un foto a la factura cada vez que va a un restaurante a través de la aplicación y se olvida, Enzimum se encarga de analizar que es deducible y que no lo es.

Porque a pesar de que la ley es favorable para el autónomo gracias a la ley de reformas urgentes del trabajador autónomo, el criterio de la prueba es imprescindible para establecer finalmente si un gasto es deducible o no y lo mejor es que un experto fiscalista o una empresa especializada en el asesoramiento fiscal como Enzimum te asesore y establezca que es deducible y que no lo es, porque luego pueden venir sorpresas y como diría Louis van Gaal «Siempre negativas nunca positivas», requerimientos, recargos, sanciones, intereses de demora, etc…que no interesan nada

Escribe un comentario

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.