El principio del devengo

El devengo es un principio económico/contable que establece que las transacciones o hechos económicos se registran en el momento en que ocurren o hay compromiso firme de que ocurra, con independencia de la fecha de su pago o de su cobro, es decir es un derecho ganado, pero no cobrado.

El principio de devengo es un criterio de imputación temporal de ingresos y gastos atendiendo a un criterio puramente comercial, en lugar de hacerlo a través de un criterio monetario.

El principio de devengo en la contabilidad

El devengo es uno de los principios de contabilidad generalmente aceptados a nivel internacional ya que proporciona una información más fiable y veraz de la situación financiera de un negocio en todo su conjunto y es por este motivo que se aplica tanto en tributación como en contabilidad.

La aplicación de este principio siempre ha sido objeto de polémica ya que siempre ha suscitado dudas acerca de cuándo debía entenderse que se produce el devengo de los ingresos originados en determinadas operaciones de venta. Para salir de dudas, el Plan general contable establece que el registro se tiene que producir cuando haya una efectiva transferencia de los riesgos y beneficios significativos inherentes a la propiedad de los bienes, con independencia de la transmisión jurídica, y aquí puede surgir la duda de…

¿Se pueden contabilizar ingresos o gastos sin tener factura?

Y la respuesta es que sí, ya que hay otros documentos que pueden servir de soporte previo a la emisión de la factura, dependiendo de la tipología de la operación.

¿Entonces esto quiere decir que la factura no es necesariamente un documento contable?

Pues no es necesariamente contable o más bien íntegramente contable porque puede haber otros documentos que sirvan de soporte contable, de hecho la factura, tiene, hoy en día, una naturaleza más tributaria que contable.

Las facturas deben ser expedidas en el momento de realizarse la operación

El Reglamento de facturación nos dice que las facturas deben ser expedidas en el momento de realizarse la operación, es decir, el devengo de la operación con arreglo a los criterios de facturación se produce cuando la operación se haya llevado a cabo, un criterio un poco ambiguo… Y es por eso por lo que el propio reglamento más adelante recalca que “…cuando el destinatario de la operación sea un empresario o profesional que actúe como tal, las facturas deberán expedirse antes del día 16 del mes siguiente a aquél en que se haya producido el devengo del Impuesto correspondiente a la citada operación.” Por lo que el criterio de devengo para la facturación es el mismo que para la tributación.

El principio de devengo en la tributación

Llegados a este punto el criterio es más ambiguo aún porque no hay un criterio para la tributación en general sino un criterio para cada impuesto, por ejemplo, el criterio de devengo que sigue el impuesto de sociedades es el mismo que el plan general contable, pero sin embargo el devengo del IVA sigue su propio criterio, que es el mismo que define el reglamento de facturación, por lo que al final la factura es un documento principalmente para soporte del IVA. Todo esto sin mencionar la posibilidad de acogimiento al criterio de caja en el IVA, que es un tema que nos dará que hablar en otro post.

Se recauda IVA cuando se produce la entrega de bienes o la prestación de servicios

En definitiva, es muy importante tener interiorizado que generalmente se tiene que tributar por IVA cuando se produce la entrega de bienes o la prestación de servicios y los justificantes son las facturas emitidas, que los registro de ingresos en contabilidad se tienen que producir cuando esa entrega de bienes y servicios se ha producido o incluso antes dependiendo de la tipología de operación y que la factura se tiene que emitir como muy tarde el día 16 del mes siguiente en el cual se produce la entrega del bien o la prestación de ese servicio y todo esto es independiente de la disponibilidad de tesorería de la empresa.

Es por todo esto por lo que la diferencia entre resultados y tesorería es tan importante. Para una empresa que quiera llevar a cabo una gestión financiera óptima, es imprescindible que sepa gestionar tanto la liquidez como los resultados o que se deje asesorar en estas dos materias por un experto en fiscalidad y contabilidad como ENZIMUM.

 

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Tu privacidadad nos importa

cookie Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias, en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación (por ejemplo, páginas visitadas). Puedes aceptar su uso a través del botón “Aceptar y continuar navegando” o bien puedes rechazar las mismas.