MEJORA TU VIDA CON ESTOS 5 NUEVOS PROPÓSITOS FINANCIEROS PARA 2020

Muchas personas han hecho su lista de propósitos y objetivos a alcanzar para el 2020. Este proceso de toma de decisiones conlleva la incertidumbre de afrontar nuevos retos y la emoción y el deseo de abordar grandes sueños… pero ¿qué pasa con la otra parte?

Es posible que algunas personas no estén completamente satisfechas con el resultado del año pasado y quieran cambiar las cosas, especialmente si sus finanzas no cumplieron con ciertas expectativas. De hecho, un área con la que las personas parecen tener más dificultades es con la administración de sus finanzas y con la capacidad de rentabilizar su dinero.

Las estadísticas demuestran que los hogares españoles tienen una deuda cada vez mayor y que en muchos hogares ni siquiera se genera un pequeño fondo de ahorro para abordar posibles emergencias. Esta situación que a priori es preocupante, puede tener solución. El primer paso es establecer una meta y poner el foco en ella durante el próximo mes, año e incluso a más largo plazo. Si está listo para hacer de 2020 un año increíble tanto para tus finanzas como para tu vida, aquí hay 5 objetivos financieros para incluir en tu lista propósitos.

Ser capaz de gastar menos de lo que ingresas

¡Suena simple, pero no siempre es fácil! Muchas personas pueden tener dificultades para adaptar su vida a un presupuesto sólido, sobretodo en un entorno de tipos negativos, en el cuál la burbuja del crédito cada vez es más grande y los bancos están que «se conceden los préstamos personales encima».

Si tienes dificultades para elaborar y/o mantener tu presupuesto, existen herramientas útiles para facilitar la configuración y el seguimiento.

Lo ideal es hacer un presupuesto anual en excel con tu previsión de gastos y tu previsión de ingresos, donde puedes planificar tu presupuesto para unas vacaciones, cuantos viajes vas a hacer con tu pareja, cuanto te vas a gastar en comida, ropa, cine… etc y de esa manera darte cuenta de aquellos gastos prescindibles que están drenando la liquidez de tu hogar. Si tienes cualquier duda de como elaborar ese presupuesto, nos puedes escribir a través de redes sociales o a través de este blog, te facilitaremos una plantilla en excel y te explicaremos como gestionarla, totalmente gratis.

Constituye un fondo de emergencia o «colchón» de liquidez

Hay muchas cosas en la vida que están fuera de nuestro control, una forma sencilla de aliviar el estrés financiero y poder dormir por las noches tranquilo, es mediante la creación de un fondo de emergencia o colchón de liquidez. Las transferencias automáticas son una herramienta ideal para guardar el dinero antes de que puedas gastártelo.

Presupuéstalo, abre una nueva cuenta bancaria sin tarjetas y establece a principios de año la cantidad mensual que vas a transferir a la «cuenta colchón».

Otra alternativa para comenzar rápidamente tu colchón de liquidez es con tu devolución de impuestos. Al usar ENZIMUM, podrás planificar cuánto y cuándo te devolverá Hacienda tus impuestos y hacer una aportación extraordinaria al fondo por un porcentaje o por la totalidad de la devolución.

Rompe las cadenas y amortiza tus deudas más rápido

¿Tiene deudas de tarjetas de crédito, préstamos del coche, préstamos para reformas ó préstamos hipotecarios?

Es frustrante ver todos lo meses como gran parte de tu dinero ganado con tanto esfuerzo va a reducir una  deuda contraída y a pagar intereses.

Eliminar sistemáticamente estas deudas, a través de amortizaciones parciales anticipadas puede liberar tu flujo de efectivo, permitirte tener más opciones y mayor disponibilidad de circulante, en definitiva mayor libertad financiera. Estas amortizaciones también conviene presupuestarlas a principio de año y establecer una plan de amortización anticipada de préstamos.

Si tienes distintas deudas contraídas hace años con unas condiciones totalmente fuera de mercado, es posible que sea interesante considerar la posibilidad de refinanciar tus préstamos o plantearle al banco una novación de los contratos a unos tipos más bajos.

Otro método muy efectivo para reducir tus deudas es el «snowball», que consiste en ir amortizando anticipadamente aquellos préstamos de menor cuantía, sin dejar de pagar ni una sola cuota contractual de tus préstamos para que poco a poco vayas amortizando cada vez más terminando por los de mayor cuantía.

Haz que los donativos también sean protagonistas de tu presupuesto

Desgraciadamente mucha gente subestima los beneficios de la caridad. Puede ser un desafío hacer todo con lo que sueñas y al mismo tiempo encontrar el tiempo para ayudar a los demás, especialmente cuando se trata de dinero, pero sacrificar parte de tus grandes sueños por ayudar a los demás quizá te hagan incluso más feliz.

Dar puede ayudar a otros y a su vez enriquecer tu propia vida alentando a ver tu dinero de una manera diferente. Si aún no estás listo para donar más dinero, puedes organizar un voluntariado o trabajar en tu comunidad para ayudar a los vecinos u otras personas necesitadas.

Dar también puede ayudarte a obtener una deducción en el IRPF por donativos a actividades prioritarias de mecenazgo previstas en la Ley 49/2002.

Márcate un objetivo SMART

Una vez establecidos los objetivos,  tienes que dar el siguiente paso y convertirlos en SMART. Los objetivos SMART harán que consigas tus objetivos, llegues a tus metas y rentabilices y optimices tus finanzas. Para que tu objetivo sea SMART debe ser:

SPECIFIC

MEASUARABLE

ATTAINABLE

RELEVANT

TIME-BASED

Es decir, un objetivo debe ser

  • Específico,
  • Cuantificable (siempre debe haber una cifra que alcanzar),
  • Alcanzable (que sea realista, no puedes pretender recortar 1.000 euros al mes si estás ingresando 1.500 y ya solo la hipoteca son 500 euros de cuota),
  • Relevante (tiene que tener una motivación clara, en este caso está clara rentabilizar y optimizar tus finanzas),
  • Limitada en el tiempo (¿Cuándo? ¿En qué plazo?).

Entonces, en lugar de decir «vamos a amortizar deuda este año», tu objetivo debe ser «vamos a amortizar 15.000 euros de deuda este año antes del 31 de diciembre», tener metas más pequeñas y dividir grandes cantidades en mensualidades es primordial.

Ya has creado tu meta SMART para el año 2020, ¿y ahora qué? Puedes usar tu objetivo para presupuestar un nuevo plan de gastos. Si realmente estás buscando maximizar tu dinero, puedes consultar tus última declaraciones del IRPF y/o del Impuesto sobre sociedades. Es posible que puedas optimizar tus finanzas para obtener una mayor ventaja fiscal.

Escribe un comentario

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.